Páginas

domingo, 10 de octubre de 2010

No Mercy, Sherrilyn Kenyon

Sherrilyn Kenyon es una autora a que le gusta mostrarnos un mundo donde lo natural convive con lo sobrenatural.
Tu vecino puede ser un Dios al que todos buscan; puedes estar tomando café en un bar junto a un hombre que se transforma en lobo, o en un lobo que se transforma en hombre, que como bien se encarga de explicarnos la autora, no es lo mismo; o puedes ir por la calle y que te asalten en busca de tu alma.

En los primeros libros, esta autora se centró fundamentalmente en los Cazadores Oscuros, aunque estos interactuaban con otros series igual o más apasionantes que ellos (lo siento, mi corazón pertenece a los were-hunters). Poco a poco se fue dando cuenta, que sus lectores, estaban tan interesados en los Cazadores oscuros, como en descubrir y conocer a los demás personajes. Y he aquí, como aparecieron libros sobre los Dream-hunters, Were-hunters, demonios o Daimons.

No Mercy es el último libro sobre un were-hunter, aunque en este caso, la coprotagonista es una cazadora oscura.
Dev Peltier está desencantado con su vida, y sigue en el mismo lugar y con la misma rutina de siempre, y la única cosa que le ata, es su familia. Pero un hecho ocurrido meses anteriores, cambia toda su existencia y se plantea en abandonarlo todo y desaparecer. Pero Sam, una cazadora oscura, irrumpe en El Santuario y se ve perseguida por Daimons, demonios y por su pasado.

Es un libro dinámico, no hay un momento de sosiego, están ocurriendo cosas continuamente. Es una de las novelas de la serie, que más acción tiene, poniendo en segundo término las escenas de cama, aunque estas no son nada desdeñables.
Aparecen nuevos personajes, otros conocidos, nuevos y terroríficos seres… que van ayudando o persiguiendo a nuestros protagonistas

A pesar de que Sherrilyn Kenyon usa mucho a personajes de novelas anteriores, siempre he pensado que eran legibles individualmente. Es decir, que no pasaba nada si no habías seguido el orden de lectura. Sin embargo, aconsejo en esta novela, no hacer eso. Es decir, leer antes Bad Moon rising, si no queremos perdernos en la novela, por no conocer ciertos personajes importantes.

Soy seguidora de esta autora, y voy leyendo los libros según van saliendo. Hay algunos de la serie que personalmente me parecieron “infumables”, soy la primera en criticarla duramente. Pero me encanta su forma de escribir, de narrar, de proyectar los sentimientos… Ese humor sarcástico e irónico que caracterizan a sus personajes, las aventuras que nos hace vivir….
Es una autora que sabe cómo llegar al lector y mantenerlo contento.
Una novela altamente recomendable para disfrutar de una buena tarde de domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario