Páginas

miércoles, 5 de mayo de 2010

Sangre derramada, Asa Larsson

Sangre derramada es la segunda novela de Asa Larsson tras Aurora Boreal. Con esta nueva novela, volvemos a visitar Kiruna de la mano de Rebecka Martinsson, abogada actualmente apartada del trabajo por problemas personales. 

Un nuevo asesinato vuelve a hacer temblar los cimientos de este pequeño pueblo religioso, y son de nuevo Anna Maria Mella y Sven Erik los encargados de esclarecer quien lo hizo, por qué y donde ocurrió.

Lo primero que me llamó la atención fue la víctima. Si tuviera la oportunidad de hablar con Asa Larsson le haría dos preguntas que me rondan por la mente. La primera, es qué tiene en contra de las religiones y sus dirigentes, puesto que en ambos libros, los asesinados han formado parte de la más alta jerarquía de las distintas iglesias del pueblo.

Luego, me gustaría saber que tiene en contra de los animales. Porque no hay novela que no acabe con una pequeña tragedia en cuestión de mascotas. Y será defecto profesional, pero duele, leñe. Sobre todo la parte ética de esa historia en particular. Por lo visto en Suecia la cosa cambia, pero aquí, en Andalucía, han creado una dura legislación para evitar que personas sin moral acaben haciendo lo que uno de los personajes. En fin.. no me gusta desvelar cosas de la trama, así que lo dejaré así y no entraré en materia.

Este libro, a diferencia del anterior, no tiene un protagonista concreto. Es como una novela coral. Cada personaje va contando la historia según su punto de vista y sus vivencias. Van acercándonos a la víctima gracias a aquellos que convivieron con ella, pero lo hacen de manera desorganizada, saltando en el tiempo, de atrás hacia adelante, y de adelante a atrás.

Me resulta más lenta que la novela anterior aunque los personajes son más atrayentes. Tengo que confesar que me ha costado más engancharme a ella. La forma distraída de ir contándonos la historia ha hecho que me perdiera un poco y me desligara de la trama.

Vuelve a tener un final demasiado rápido para cómo se desarrolla la novela. Sin venir a cuento llega el desenlace, y te sientes algo defraudada, y la presencia de la loba no ha llegado a cuajar demasiado en la trama.
Una novela negra diferente, con un estilo narrativo que personalmente no termina de engancharme, pero que tampoco me desagrada. Entretenido aunque algo lento. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario