Páginas

jueves, 13 de mayo de 2010

Amante despierto - J. R. Ward



Hoy os traigo un nuevo libro de la Hermandad de la Daga negra, de J. R. Ward, Amante Despierto.

Los que habéis leído mis reseñas anteriores sobre esta serie, sabéis que aunque me gustaban y disfrutaba con ellos, les terminaba encontrando algunos “peros”.
En esta ocasión, me quito el sombrero ante la autora porque le ha salido un libro redondito y de los que atrapan en la primera página.

J. R. Ward nos desarrolla la vida de Zsadist, el hermano más violento y peligroso de todos ellos. Un vampiro que sufrió vejaciones y maltratos varios cuando joven, lo que le ha ido acarreando problemas desde entonces.
Zsadist solo vive para una cosa: salvar a Bella, vampira que se encuentra secuestrada por uno de los restrictores con más poder.

En este libro, además de centrarse en la relación de estos dos personajes, desarrolla la relación de Zsadist con su hermano gemelo, Phury; John y su nueva vida; nos deja ver unas pinceladas de Butch el policía, y V…

A pesar del amargo pasado de Zsadist, es un libro tierno, dulce, aunque sin borrar esa opresiva oscuridad que caracteriza a esta serie. Que nadie olvide que J. R. Ward crea un ambiente oscuro, duro y difícil para nuestros protagonistas, con una guerra continua con los restrictores, donde nos vemos “salpicados” por sangre, dolor, luchas y muertes. Pero a pesar de eso, logra que cada uno de los “hermanos” viva un tórrido romance, encontrando al amor de su vida.

A pesar de ser una historia de ficción, cuyo objetivo principal es el de entretener, tiene ciertas dosis de moralina que se queda en la mente del lector tras leer el libro. Me refiero al tema de las drogas, o del amor hacia la familia, o la amistad…

No sé si ha sido por la historia, que me ha tenido en tensión y enganchada totalmente, pero no he notado eso que tanto me chocaba en libros anteriores: la manía de usar machos y hembras en vez de hombres y mujeres.
Me ha gustado mucho más que Amante oscuro y Amante eterno, puesto que la trama es más interesante. A pesar de su gran dosis de erotismo, tiene una mayor presencia de ternura, por ese pasado del que os he hablado de Zsadist. La paciencia, la ternura, el cariño y el amor, convierten a este león agresivo y peligroso, en un corderito tierno y bondadoso. Desde pequeños aprendemos que es muy difícil cambiar a una persona, casi imposible, pero…. ¿y si el amor hiciera un milagro? No os perdáis la evolución de Zsadist a manos de Bella: Impresionante!

No hay comentarios:

Publicar un comentario