Páginas

domingo, 3 de enero de 2010

Eternidad, Alyson Noël


La vida no es fácil, y menos para Ever, una adolescente con un doloroso pasado a sus espaldas. Es una chica introvertida, con problemas, cuyo mundo se centra en su Ipod, sus dos únicos amigos: Miles y Haven; y su secreto. Tiene un “don”, puede oir los pensamientos de los que les rodea, captar su aura y conocer su pasado con tan solo tocarlos. Pensaba que su vida no podría complicarse más, pero… la llegada de Damen probará que estaba equivocada.

Eternidad es un libro clasificado como juvenil fantástico, donde el valor de la amistad, el amor y la familia, convive con la magia, la imaginación y la fantasía. Es un libro que al verlo sobre la mesa de novedades, puede mimetizarse entre otras novelas del momento. Su portada oscura, con una imagen en rojo, en este caso tulipanes, la hacen confundirse entre la moda del momento. E incluso el inicio de la novela, es terriblemente parecido a Crepúsculo.

Tiene una estructura que lo hace peculiar. Los capítulos son irregulares, algunos muy cortos, otros muy largos, dándole dinamismo a la novela. Está narrado en presente, por alguien ajeno a la historia, un narrador indirecto, perdiendo cercanía en el trato con el lector.

Al principio la narración es desordenada, no encuentras una cadencia a la que acostumbrarte, y durante varios capítulos estás perdido. Pero poco a poco, vas adentrándote en la historia, quedando atrapada junto con los protagonistas, en sus páginas.

A pesar de comenzar de forma parecida a la de Crepúsculo, llega un momento donde se separa de esta, y empieza a brillar por si misma. Es diferente a lo que nos tienen acostumbrados, y sus personajes se caracterizan por tener otros “dones “, aunque igual de asombrosos.

Quizás, bajo mi punto de vista, el final no esté acorde con la velocidad de la novela. Es un final brusco, desenlazado del resto de la novela, como si hubiera tenido que ponerle fin de manera rápida porque se le pasaba de páginas. Como si entre escena y escena hubieran borrado algunas que servían de enlace.

A pesar de todo, es una novela dulce, que atrapa y hace volar la imaginación. No en vano, esta, es la sexta edición desde octubre del 2009.

No hay comentarios:

Publicar un comentario