Páginas

martes, 26 de enero de 2010

Misterios - Nora Roberts


Misterios es un libro que engloba dos historias: Mágicos momentos y El triunfo del amor, escritos por Nora Roberts.

Mágicos momentos:
Ryan trabaja para Producciones Swan, cuyo propietario es su propio padre. Debe demostrar que vale para este trabajo y tiene ante sí el primer reto, que Pierce Atkins firme un contrato para la televisión. Pero Atkins no le pondrá las cosas fáciles, ni en su trabajo, ni en su vida.
El triunfo del amor:
Morgan James viaja hasta la Isla de Lesbos para tomar un merecido descanso en casa de una amiga. Quiere dejar todo el estrés acumulado en su trabajo y disfrutar del paisaje y del sol. Pero todo se pone en su contra. Ya la primera noche sufre un asalto donde la amordazan y amenazan. ¿Logrará encontrar esas vacaciones idílicas?

Nora Roberts es una autora del género romántico que puede llegar a escribir de cuatro a cinco libros al año, o incluso más. Hace seis años, llegó a mi uno de sus libros, y desde entonces devoro todo lo que lleve su nombre. Tiene una particular forma de escribir según la novela que tenga entre manos. Podemos diferenciar tres escritos diferentes de esta autora: las trilogías o series; los relatos largos que no novelas, estos son los que las editoriales tienden a unir en un solo libro (como es este el caso); y las novelas en sí.
Las series son como pequeños aperitivos de esta autora. Tienen todas la misma estructura: tres chicas y tres chicos en un ambiente especial, y va desarrollando la historia de cada uno de ellos con más o menos maestría. Las personalidades suelen repetirse de una serie a otra. Si lees varias series seguidas, eres capaz de reconocer cada uno de los personajes en las distintas series. Con lo que estas son un poco previsibles, aunque cambie el entorno: ambiente mágico, épico, paranormal… cada uno le da una belleza especial al libro.

Luego tenemos los relatos largos, que son como un aperitivo algo más copioso. Se centra mucho en la vida sentimental de sus personajes, es lo vital del libro, y el entorno puede estar más o menos desarrollado.

Y por último la novela, el plato principal de esta autora, donde realmente llegas a disfrutar y a paladear sus escritos. Aquí se centra en el entorno, en la acción, la historia…. Y le pone un pelín de romanticismo para sazonarla. Suelen ser de suspense romántico, es con lo que mejor se desenvuelve la autora.

Pero todos sus escritos tienen algo en común: la intensidad y la pasión con la que describe la acción y sentimientos de los protagonistas. Es una narración viva, te va dibujando fácilmente las situaciones en la imaginación, como si estuvieras en el cine. No en vano, han sido llevadas varias de sus novelas al cine o a la televisión.

Mágicos momentos es una historia simple pero intensa, donde la vida de la protagonista cambia de forma radical y explosiva. El entorno es pobre, digamos que solo se centra en la pareja y su relación, aunque nos intenta esbozar la vida de un prestidigitador. Los personajes secundarios son incluso más intrigantes que los protagonistas, y los escenarios y juegos de magia, sorprendentes.

El triunfo del amor sin embargo, esboza algo mejor la acción, el ambiente, creando momentos de verdadero suspense, atrapando así mejor al lector. A pesar de esto, también se centra en la relación de ambos protagonistas. Esta vez, es una relación tormentosa y pasional.

Siempre aconsejo a aquellas personas que quieren empezar a conocer a esta autora, que lo haga con una de sus novelas principales, es decir, que no empiece ni por ninguna serie, ni  relato.
Misterio es un libro de “espera”, como yo lo llamo; es decir, un aperitivo para no caer en la desesperación mientras Nora termina una de sus novelas.
Recomendable para pasar un rato agradable, leyendo sin parar y con una tableta de chocolate cerca si es posible. ;)

martes, 19 de enero de 2010

Vivir y morir en Dallas, Charlaine Harris



Vivir y morir en Dallas es la segunda novela de otra de las series de vampiros del momento. Está escrita por Charlaine Harris y son muy conocidos por True Blood, serie televisiva basada en estas novelas.
Soy de la opinión de que los libros siempre superan a la ficción, sea película o series, pero en esta ocasión tengo que disentir. Sigo la serie, aunque no soy fan incondicional, pero los libros me cuesta mucho terminarlos.
Son libros planos, con una acción limitada y redundante, vuelve sobre el mismo tema, una y otra vez. En mi caso no logré conectar con la historia, hasta la página 124, a punto de darme por vencida.

La novela tiene dos partes: el primer y último tercio, que transcurre en el pueblo de los protagonistas, y el resto que transcurre en Dallas. Quizás la de Dallas sea la parte más activa, más atrayente para mí. Supongo que al conocer ya los personajes por el libro anterior, no hay ninguna sorpresa, en esta parte, hay nuevos personajes y mucha acción.

Está narrada en primera persona por la protagonista, Sookie; es ella quien nos cuenta la historia. La autora no se adentra mucho en los personajes, son también algo planos y simples, quizás los que seguimos la serie televisiva, cojamos las características de estos por ahí. Puesto que los personajes del libro parecen como si solo tuvieran el armazón sin nada en su interior, dejándonos vacíos y sin alicientes para continuar leyendo.

Sí me gustaría resaltar el humor sarcástico de la protagonista. Si bien me parece insufrible y pava, me gusta su parte irónica y sarcástica.
Tiene menos carga erótica que la serie televisiva y algo más de sangre.
También resaltaría la imaginación de la autora, para unir en la misma novela diferentes elementos paranormales, no solo vampiros, sino cambiantes de formas, ménades…. algo que lo hace especial.
Una novela que me ha sabido a poco, y que me ha dejado algo decepcionada. Eso sí, sigo igual de enganchada a la serie. Buen trabajo el de los guionistas, para darle esa fuerza y esos personajes, que no tiene el libro.

lunes, 11 de enero de 2010





Ella Jordan tiene sobre sus hombros una gran carga, salvar a la humanidad. A pesar de que lucha por volver a tener una vida tranquila, para poder formar una familia, y vivir en condiciones, todo juega en su contra. Más que nunca, viaja de una punta a otra del país, acompañada de otros científicos para lograr desvelar uno de los casos más raros de la historia. Unas inquietantes señales, regulares, son el origen de este gran caso, y Ella junto con sus compañeros, tendrán que poner todo sobre la mesa, para poder resolver el dilema, siempre a contrarreloj.


Magma es una novela de ciencia ficción sorprendente. El libro en sí es toda una aventura, con intriga hasta la última página, sin dejar descansar al lector hasta la palabra FIN. Es una novela dinámica, cambia de escenario muy a menudo, y te sientes luchando contra el reloj como los protagonistas.

Está estructurado por capítulos, pero a su vez, el autor los engloba en seis partes, relacionando el título de estas con la evolución de la historia. Son capítulos de longitud variable, la mayoría cortos, aunque no noto la velocidad que suele dar este tipo de estructuras. Cuando un libro está escrito con este tipo de capítulos, le aporta rapidez; sin embargo, con esta novela me ha resultado algo más discontinuo, como si no estuviera debidamente enlazado.

Empieza con una estructura conocida, puesto que la usan otros autores como Clive Cussler y el tándem Preston/Child. El prólogo o primer capítulo nos lleva a un pasado donde tiene lugar la primera acción, luego, volvemos a la época actual y vamos viendo, con la evolución de la novela, la importancia de ese hecho inicial.

Para mí la novela se divide en tres partes:
·         La inicial, donde tenemos el primer contacto con los personajes y las diferentes escenas donde va a tener lugar la acción. Es la parte más ardua puesto que está llena de tecnicismos, y es fácil perderse entre tanto nombres y tantos personajes.
·         Del capítulo 3 al 20, donde se centra más en la aventura, en la investigación, en los descubrimientos…
·         A partir del capítulo 20 donde toma fuerza  la ciencia ficción y empieza el desenlace de la novela.


La historia tiene varios escenarios, y progresivamente, se van uniendo los personajes de cada uno de ellos, aportándole su granito de arena a la acción. Al principio es un maremágnum de personajes, localizaciones, ideas, problemas… que desconciertan e intrigan. Luego, poco a poco, se va esclareciendo y uniendo las piezas para dar lugar a una aventura desconcertante.

A pesar de ser un libro con alto contenido científico, todo está debidamente explicado y de manera amena, sin llegar a desesperar al lector. Y te llega de forma tal, que ya no sabes diferenciar lo que es real, de lo que es inventado. Ha logrado un buen equilibrio entre su documentación y su imaginación.

En una de las solapas del libro, pone que ha sido equiparado a Preston y Child, y salvo por la estructura inicial de la novela, y la valentía del autor por meter elementos de ciencia ficción, no le noto mayor parecido. Quizás le saque más a Clive Cussler, puesto que como este, encontramos aventuras, protagonistas atrayentes, el mundo marino, barcos, submarinos, llevar a los personajes a límites insospechados, el coqueteo de algunos de estos entre sí... es decir, muchas similitudes, aunque también muchas diferencias.

Es una novela catastrofista, que recuerda lo frágiles que somos, lo débil que es el equilibrio en nuestro planeta, y la inseguridad que nos envuelve a cada uno de nosotros. Un libro para embarcarse en una tremenda aventura, pero sin pensar mucho lo que estás leyendo, puesto que si lo haces, habrá momentos que desees tener al autor cerca para contarle un par de cosas que pasan por tu cabeza. Hay que dejarse llevar por esta montaña rusa de emociones, miedos, tensión, intriga, suspense, dolor, todos esos sentimientos que hacen que un libro enganche.

domingo, 3 de enero de 2010

Eternidad, Alyson Noël


La vida no es fácil, y menos para Ever, una adolescente con un doloroso pasado a sus espaldas. Es una chica introvertida, con problemas, cuyo mundo se centra en su Ipod, sus dos únicos amigos: Miles y Haven; y su secreto. Tiene un “don”, puede oir los pensamientos de los que les rodea, captar su aura y conocer su pasado con tan solo tocarlos. Pensaba que su vida no podría complicarse más, pero… la llegada de Damen probará que estaba equivocada.

Eternidad es un libro clasificado como juvenil fantástico, donde el valor de la amistad, el amor y la familia, convive con la magia, la imaginación y la fantasía. Es un libro que al verlo sobre la mesa de novedades, puede mimetizarse entre otras novelas del momento. Su portada oscura, con una imagen en rojo, en este caso tulipanes, la hacen confundirse entre la moda del momento. E incluso el inicio de la novela, es terriblemente parecido a Crepúsculo.

Tiene una estructura que lo hace peculiar. Los capítulos son irregulares, algunos muy cortos, otros muy largos, dándole dinamismo a la novela. Está narrado en presente, por alguien ajeno a la historia, un narrador indirecto, perdiendo cercanía en el trato con el lector.

Al principio la narración es desordenada, no encuentras una cadencia a la que acostumbrarte, y durante varios capítulos estás perdido. Pero poco a poco, vas adentrándote en la historia, quedando atrapada junto con los protagonistas, en sus páginas.

A pesar de comenzar de forma parecida a la de Crepúsculo, llega un momento donde se separa de esta, y empieza a brillar por si misma. Es diferente a lo que nos tienen acostumbrados, y sus personajes se caracterizan por tener otros “dones “, aunque igual de asombrosos.

Quizás, bajo mi punto de vista, el final no esté acorde con la velocidad de la novela. Es un final brusco, desenlazado del resto de la novela, como si hubiera tenido que ponerle fin de manera rápida porque se le pasaba de páginas. Como si entre escena y escena hubieran borrado algunas que servían de enlace.

A pesar de todo, es una novela dulce, que atrapa y hace volar la imaginación. No en vano, esta, es la sexta edición desde octubre del 2009.