Páginas

martes, 29 de septiembre de 2009

IV encuentro de literatura fantástica en Dos Hermanas

Todos los años, por estas fechas (finales de septiembre, principios de octubre) tienen lugar en Dos Hermanas, las Jornadas o encuentros de literatura fantástica. Este es mi tercer año participando, puesto que las primeras me pasaron desapercibidas.
He acudido a varias jornadas literarias a lo largo de estos dos años y algo, que llevo conectada a este mundillo, y cada una son maravillosas en su estilo.

Las de Dos Hermanas son más específicas, engloba al género fantástico, a la ciencia ficción y al terror. Los autores que participan, son entendidos de la materia, y muy reconocidos en su género. El primer año que acudí, en las II jornadas, disfrutamos de la presencia de Javier Negrete, Rafael Marín, Alfonso Merelo…. En las III hubo también muchos conocidos, pero quien se llevó la palma fue Somoza. Y este año, ha estado plagada de estrellas, nuevas en el mundo literario, y no tan nuevas:

Care Santos nos dio una conferencia interesantísima sobre el Miedo y su origen. Nos estuvo relacionando ese sentimiento, con la antigüedad y la neurología. Y nos contó sus más temidos miedos y sus consecuencias.

Tuvimos varias presentaciones de libros: Leonardo Ropero (La estrella oscura), Experimento en autobiografía de H.G. Wells, pero la que más destacó fue Laila Winter y las Arenas de Solarie, por Bárbara G. Rivero. Era la primera vez que se ponía frente a más de 90 personas, y estaba terriblemente nerviosa. Lo hizo de manera magistral, a pesar de que ella repetía, una y otra vez, que estaba aterrada y se quedaba en blanco. Nos ganó a cada uno de los presentes con su simpatía y sinceridad, y por supuesto por la maravillosa respuesta que tuvo a una desafortunada intervención. En todos lados nos encontramos garbanzos negros, y este fue uno de ellos (hablaré más adelante, en otro post, de este altercado). Pero ella se desenvolvió como un pez en el agua. Aplauso y ovación para esta peazo de escritora.

Félix J. Palma (El mapa del tiempo) junto con Leonardo Ropero, tuvieron un mano a mano, un duelo de espadas para adentrarnos en Historias en el tiempo.

La conferencia más amena y que hizo participar al público fue la de Raul Gonzalvez y Alex Guardiola (Sombras de una vieja raza). Hablaron sobre la fantasía épica, la escritura y edición de estos libros, la evolución de este género, la lectura a mano de los jóvenes… Completa y amena.


Los pelos de punta nos puso David Lozano (trilogía de la Puerta oscura) con su conferencia sobre La literatura inquietante y de misterio. No he leído aun nada de él, pero si logra acongojar al lector, tanto como lo consiguió en vivo y en directo, no hay que perdérselo. Nos dio las teorías básicas para lograr producir la sensación de inquietud, suspense, miedo en el lector.

Estos encuentros han evolucionado con el tiempo. No se como fue en el I, pero en el II, podríamos ser unos 60, en el III llegamos a las 80 personas, y este año nos hemos desbordado. La organización contaba con eso, unos 80.

El edificio, maravilloso por cierto, en el que tendrían lugar las jornadas, solo tenía aforo para 80, pero dos semanas antes, se llenó. Había una gran lista de espera, por si en el último momento alguien dejaba su plaza vacante, pero todos nos agarrábamos a ellas como si fueran salvavidas. Así que ni cortos ni perezosos, en un día, consiguieron mover, cielo y tierra, para conseguir un lugar con más aforo y no dejar a nadie fuera. Objetivo cumplido. Este año hemos sido cerca de los 100, ¿qué nos deparará el futuro?

Pero no solo de libros vive el hombre, hay que comer, beber, reír, cotorrear, curiosear… y también han sido cumplidos con creces. La comida tuvo lugar en el edificio desechado por falta de aforo, un palacio, ¿Os he dicho ya lo bonito que era? Allí nos distribuimos por mesas y comimos en buena compañía y con buena comida.
Tras las conferencias de la tarde, que fueron amenas, interesantes y muy participativas, algunos de nosotros, raptamos a más de un autor, y nos fuimos a cenar y de copas.
El domingo seguimos con las conferencias. Este año hemos tenido hasta profesores de universidad, que nos han ido acercando a un mundo desconocido para nosotros.
Y como no, la tecnología; Internet, hizo su aparición en la mesa final: Facebook, ebooks, blogs, todo tuvo su lugar en este apartado.

Muchos nos fueron abandonando a lo largo de la mañana, puesto que no eran de aquí. Ha habido un movimiento muy grande de lectores/escritores de toda España, para acudir a estas jornadas: de Galicia, Castellón, Valencia, de otros lugares de Andalucía, Madrid, Cataluña… Poco a poco, estamos creciendo, y Dos Hermanas con sus jornadas, se está convirtiendo en una referencia para escritores y lectores de estos géneros.

Dar las gracias de corazón, a todos los organizadores del evento, a la Biblioteca de Dos Hermanas por poner todo de su parte y hacerlo posible, por los quebraderos de cabeza que se han llevado todos ellos, por lo bien que salió, hasta el último detalle; y por hacerlo tan economico (10 euros), alcanzable a todos los bolsillos. Con este buen sabor de boca, nos despedimos otro año más, a la espera de que estos 12 meses pasen volando.

1 comentario:

  1. Genial tu cronica, Vio ¡No me lo pude pasar mejor! Que buenos días hemos pasado, y que rabia que no haya Jornadas cada mes (cada semana tambien, pero entonces sería muuuuy cansado) ;)

    ResponderEliminar