Páginas

martes, 29 de septiembre de 2009

Carta a un lector/escritor inconformista

Estimado lector/escritor inconformista,

Te escribo estas palabras porque no tuve ocasión de dirigirme a ti durante este fin de semana, en el encuentro de literatura fantástica de Dos Hermanas.
Éramos muchos los que allí estábamos, disfrutando de las conferencias, aprendiendo de aquellos que saben de la materia, y compartiendo sus conocimientos.
Cada uno de nosotros tenemos un gusto determinado, somos seguidores de un género, de dos, de tres, de todos, pero hay algo que nos hacen iguales: el amor por los libros, y hay algo que nunca debemos perder: el respeto.

Creo que no pensaste en las palabras que usabas, ni en lo que querías transmitir, y que fue una desafortunada intervención. Espero que fuera un mal día, un mal momento, una pequeña pataleta que hizo que pronunciases aquellas palabras, pero no fue ni el momento, ni la forma adecuada de hacerlo.

Te puede gustar un autor, un libro, una forma de narrar; igual que te puede horripilar. Todos los que me conocen saben que huyo de la ciencia ficción, pero respeto a aquellos que le gusta, y no se me ocurría jamás sentar cátedra en ese tema.

Estimado compañero, según mi forma de pensar, te equivocaste. Quizás te guste poco que un vampiro se vuelva empalagoso, que un hada sea mala y pierda sus alas, que la Fantasía se reforme. Pero… ¿quién ha visto un hada? ¿Quién ha tenido el honor de ver a un vampiro? NADIE. Nadie puede decir cómo son, cómo deben comportarse, porque esos personajes a los que se refiere este mundo, no existen. Salieron de leyendas, cuentos, historias, libros… en definitiva de la mente de una persona.

Hay géneros que son más o menos estrictos. El género histórico el que más. Nadie puede decir, (bueno, sí pueden, pero… ) que Hitler era musulmán, que Hypathia vivió en Sevilla, porque son personajes que existieron, que hay constancia de sus vidas, su forma de pensar, de comportarse… El género de fantasía se caracteriza por su libertad, por imaginar nuevos mundos, nuevos personajes, por hacer posible aquello que en la realidad sería impensable. La magia existe, las personas vuelan, los superhéroes se pasean por sus calles, eso es la fantasía.

Nadie debe decir qué se puede o no editar, que se debe o no escribir. Si tan poco te gusta, no lo leas. Pero deja a los demás disfrutar de esa libertad, de esos mundos y esos personajes.
Como dijo Michael Ende: Fantasía no tiene fronteras. No seas tú el que se la ponga. Disfruta y deja disfrutar.

Esperando no haberte molestado, solo he querido decir con palabras, aquello que todos dijimos con nuestros aplausos y ovación a la contestación de la autora.

Atentamente,
Violeta

IV encuentro de literatura fantástica en Dos Hermanas

Todos los años, por estas fechas (finales de septiembre, principios de octubre) tienen lugar en Dos Hermanas, las Jornadas o encuentros de literatura fantástica. Este es mi tercer año participando, puesto que las primeras me pasaron desapercibidas.
He acudido a varias jornadas literarias a lo largo de estos dos años y algo, que llevo conectada a este mundillo, y cada una son maravillosas en su estilo.

Las de Dos Hermanas son más específicas, engloba al género fantástico, a la ciencia ficción y al terror. Los autores que participan, son entendidos de la materia, y muy reconocidos en su género. El primer año que acudí, en las II jornadas, disfrutamos de la presencia de Javier Negrete, Rafael Marín, Alfonso Merelo…. En las III hubo también muchos conocidos, pero quien se llevó la palma fue Somoza. Y este año, ha estado plagada de estrellas, nuevas en el mundo literario, y no tan nuevas:

Care Santos nos dio una conferencia interesantísima sobre el Miedo y su origen. Nos estuvo relacionando ese sentimiento, con la antigüedad y la neurología. Y nos contó sus más temidos miedos y sus consecuencias.

Tuvimos varias presentaciones de libros: Leonardo Ropero (La estrella oscura), Experimento en autobiografía de H.G. Wells, pero la que más destacó fue Laila Winter y las Arenas de Solarie, por Bárbara G. Rivero. Era la primera vez que se ponía frente a más de 90 personas, y estaba terriblemente nerviosa. Lo hizo de manera magistral, a pesar de que ella repetía, una y otra vez, que estaba aterrada y se quedaba en blanco. Nos ganó a cada uno de los presentes con su simpatía y sinceridad, y por supuesto por la maravillosa respuesta que tuvo a una desafortunada intervención. En todos lados nos encontramos garbanzos negros, y este fue uno de ellos (hablaré más adelante, en otro post, de este altercado). Pero ella se desenvolvió como un pez en el agua. Aplauso y ovación para esta peazo de escritora.

Félix J. Palma (El mapa del tiempo) junto con Leonardo Ropero, tuvieron un mano a mano, un duelo de espadas para adentrarnos en Historias en el tiempo.

La conferencia más amena y que hizo participar al público fue la de Raul Gonzalvez y Alex Guardiola (Sombras de una vieja raza). Hablaron sobre la fantasía épica, la escritura y edición de estos libros, la evolución de este género, la lectura a mano de los jóvenes… Completa y amena.


Los pelos de punta nos puso David Lozano (trilogía de la Puerta oscura) con su conferencia sobre La literatura inquietante y de misterio. No he leído aun nada de él, pero si logra acongojar al lector, tanto como lo consiguió en vivo y en directo, no hay que perdérselo. Nos dio las teorías básicas para lograr producir la sensación de inquietud, suspense, miedo en el lector.

Estos encuentros han evolucionado con el tiempo. No se como fue en el I, pero en el II, podríamos ser unos 60, en el III llegamos a las 80 personas, y este año nos hemos desbordado. La organización contaba con eso, unos 80.

El edificio, maravilloso por cierto, en el que tendrían lugar las jornadas, solo tenía aforo para 80, pero dos semanas antes, se llenó. Había una gran lista de espera, por si en el último momento alguien dejaba su plaza vacante, pero todos nos agarrábamos a ellas como si fueran salvavidas. Así que ni cortos ni perezosos, en un día, consiguieron mover, cielo y tierra, para conseguir un lugar con más aforo y no dejar a nadie fuera. Objetivo cumplido. Este año hemos sido cerca de los 100, ¿qué nos deparará el futuro?

Pero no solo de libros vive el hombre, hay que comer, beber, reír, cotorrear, curiosear… y también han sido cumplidos con creces. La comida tuvo lugar en el edificio desechado por falta de aforo, un palacio, ¿Os he dicho ya lo bonito que era? Allí nos distribuimos por mesas y comimos en buena compañía y con buena comida.
Tras las conferencias de la tarde, que fueron amenas, interesantes y muy participativas, algunos de nosotros, raptamos a más de un autor, y nos fuimos a cenar y de copas.
El domingo seguimos con las conferencias. Este año hemos tenido hasta profesores de universidad, que nos han ido acercando a un mundo desconocido para nosotros.
Y como no, la tecnología; Internet, hizo su aparición en la mesa final: Facebook, ebooks, blogs, todo tuvo su lugar en este apartado.

Muchos nos fueron abandonando a lo largo de la mañana, puesto que no eran de aquí. Ha habido un movimiento muy grande de lectores/escritores de toda España, para acudir a estas jornadas: de Galicia, Castellón, Valencia, de otros lugares de Andalucía, Madrid, Cataluña… Poco a poco, estamos creciendo, y Dos Hermanas con sus jornadas, se está convirtiendo en una referencia para escritores y lectores de estos géneros.

Dar las gracias de corazón, a todos los organizadores del evento, a la Biblioteca de Dos Hermanas por poner todo de su parte y hacerlo posible, por los quebraderos de cabeza que se han llevado todos ellos, por lo bien que salió, hasta el último detalle; y por hacerlo tan economico (10 euros), alcanzable a todos los bolsillos. Con este buen sabor de boca, nos despedimos otro año más, a la espera de que estos 12 meses pasen volando.

domingo, 27 de septiembre de 2009

Un hogar al que volver, Mary Nickson


Mary Nickson tiene mucha facilidad para describir los diferentes sentimientos humanos. Los capta bien y los plasma en sus protagonistas de forma brillante.
En otras novelas, se centra mucho en determinados personajes, dejando a los demás algo planos.

No se si es por eso, o por la forma de tratar el tema, pero es uno de los libros de esta mujer, que menos me ha gustado.

Ninguno de los personajes ha llegado a calar en mi imaginación. No he logrado “verlos”. Me parecían demasiado, no se como decirlo, alocados o excéntricos. No se.
El caso es que la historia me ha aburrido sobremanera. La he terminado porque no me gusta dejar un libro sin leer. Pero recomiendo otras muchas novelas de esta autora antes que esta.

sábado, 26 de septiembre de 2009

La princesa de hielo, Camilla Läckberg


Primera parte de la trilogía de Camilla Läckberg.
Es una novela de suspense policíaco que se va enredando progresivamente, hasta el final, donde nos desvela toda la historia.
Es tan enrevesada, que cuando tienes pillado a uno de los protagonistas como posible asesino, viene algo a jorobar tu versión. Aunque en mi caso, sí he logrado sacar qué es lo que iba a suceder, quiénes iban a estar implicados, y qué era lo que había desencadenado todo el drama. Es una novela activa, viva, latente… No deja de cambiar de dirección: una nueva pista, un nuevo testigo, una conversación mirada con lupa….

Me gustan mucho los personajes. Les ha logrado inculcar unas características perfectamente humanas. Hasta el secundario más secundario, tiene su lugar en la historia, con relativa importancia, haciendo de la novela algo creíble.

Toca temas espinosos, pero lo hace con suavidad. No como su conciudadano Larsson, que lo hace con más crudeza. Aquí conviven los mismos problemas de la sociedad, pero al explicarlos, no entra en descripciones minuciosas, salvo el asesinato en las primeras hojas, que lo describe con detalle.

Me resulta gracioso encontrar los mismos apellidos en ambos escritores suecos. Para nosotros son ilegibles e impronunciables, y para ellos tienen que ser como nuestros Sánchez, Fernández o González. Tanto en la trilogía Millenium, como aquí, en esta novela, aparecen repetidos los mismos apellidos.

No se me ha hecho pesada en ningún momento, y atrapa. No solo para descubrir quién es el asesino, sino para ver como terminan los distintos puntos abiertos en la historia: las relaciones entre ellos, quien se lleva la medallita, como terminan los personajes secundarios, qué pensará fulanito ante el desarrollo de la acción…. Casi todo está hilvanado, salvo algunas cosas que me he quedado con las ganas de saber, pero supongo que lo desarrollará en las siguientes entregas.

He disfrutado mucho con la novela. Muy recomendable.

martes, 22 de septiembre de 2009

Enfriar el miedo, Kay Hooper.


No se la razón de que califiquen a esta autora como romántica, si salvo dos miradas y dos suspiros, no habla para nada de amor. Como mucho de conexión personal.
Yo lo calificaría como suspense, con altas dosis de paranormal.

Pertenece a una trilogía, la del miedo, y personalmente me gustó más el primero que este segundo. Jaque al miedo, primero de esta trilogía, es algo más real, menos ficticio, aunque el tema que tocan, los dos, son cosas no probadas científicamente.
Me gusta mucho como nos lo acerca esta autora. Siempre me han atraído las historias de fantasmas, mediums; dones como la telepatía, telequinesia, y todo tipo de fenómenos paranormales. Ella nos hace verlo como algo normal, nos acerca mucho a los problemas a los que se enfrentarían, y las cosas buenas que consiguen; es decir, la cara y la cruz de esos fenómenos.

El único problema que yo encuentro en este libro, es el final, ese afán por ir más allá. Me pasa un poco como con Koontz, a pesar que no tiene nada que ver con el mago del terror y el masoquismo.

Este libro es suspense puro, tensión y algo de estremecimiento por las apariciones que tienen lugar.
Los protagonistas son algo ambivalentes, no se.. no terminan de gustarme. Ella pasa de ser una psicotica a ser una entendida del tema… Mmm… me falta algo. La aparición de Beau no me termina de gustar, y como ya comenté el final no me gusta demasiado.

Es entretenido y algunas escenas escalofriantes, pero… me gustó más el primero.

domingo, 20 de septiembre de 2009

La casa de Riverton, Kate Morton


La casa de Riverton es una novela de Kate Morton. Llegó a mis manos gracias a un amigo, Javier Márquez, y desde hacía unos meses, esperaba paciente en mi lista de libros pendientes por leer.
Estos, están situados por orden de llegada, pero siempre se me iba la mirada a él, hasta que hace unos días, lo cogí y empecé a leerlo.

No podría calificarlo como obra maestra, porque hay muchos libros que se lo merecen más que él, sin embargo, está muy cerca de serlo.

Es un libro de los que yo califico como redondo, donde todos sus “hilos” se ven tejidos y bien organizados, sin dejar ninguno al aire. Son miles de hebras hilvanadas en una novela con un solo final, el FINAL.

Una historia maravillosa, tierna y emotiva, que nos acerca a una época, que personalmente me apasiona. Las distintas clases sociales, las dificultades de los más desfavorecidos para subir de escalafón, las guerras y sus consecuencias, los secretos, el servilismo y su obediencia ciega, los diferentes roles del momento, el papel de la mujer….
Una novela llena de pasión, secretos, amor, obediencia, traiciones, maldades, muertes, nacimientos y superación.

Como ya dije en su momento, me recuerda tremendamente a la película de Gosford Park.

Muy bien narrada, con una dulzura y un candor, que te va desplazando del presente al pasado con gran facilidad. Lo recomiendo, os gustará. Disfrutaréis con la historia, los protagonistas y su gran final.

lunes, 14 de septiembre de 2009

Un dulce sabor a muerte, Ellis Peters


Interesante novela escrita por Ellis Peters.
La vida de un monasterio se ve alterada por la necesidad de encontrar unas reliquias a las que adorar. Eso hace que salga a la luz, todas las maldades de los hombres, ya sean monjes, o gente del pueblo. Ambición, asesinatos, tensión sexual, todo está presente en esta interesante novela semi-policíaca. Es semi, puesto que el investigador es uno de los monjes. Algo que me hace recordar al famoso padre Brown, o al Nombre de la Rosa, aunque no tenga similitud con esta novela.

Aun a pesar de estar narrada en una época anterior, se podría dar el caso en cualquier lugar, época y condición. La ambición, el poder, siempre ha estado presente en nuestros días.

Cadfel es un protagonista anodino. Un monje con unos criterios y pensamientos algo evolucionados para su época. Y aunque tiene buen corazón, actúa de forma rara para su condición de religioso.

Tiene una estructura marcada: presentación, nudo y desenlace, aunque para mi gusto, la presentación es algo larga, y el desenlace demasiado corto.

Me gusta la elección de Pamies a la hora de editar libros. Un aplauso y ovación para él.

jueves, 10 de septiembre de 2009

La fiesta de Orfeo, Javier Marquez Sanchez

A la venta el 5 de octubre!! Ya queda menos!!


Inglaterra, 1956. El gobierno británico está desconcertado ante los horribles crímenes que han asolado una aldea de la frontera escocesa. El caso es puesto en manos del inspector de Scotland Yard Andrew Carmichael, especializado en sucesos extraños, y de su compañero, el detective Harry Logan.
Al mismo tiempo, una modesta compañía cinematográfica, Hammer Films, se ha propuesto volver a poner de moda el cine de terror con una innovadora y truculenta adaptación de Frankenstein. Para ello contratan al actor televisivo Peter Cushing, y le proponen para preparar su papel que recurra a diversos especialistas con los que profundizar en las raíces del miedo humano.
Todos coinciden en la búsqueda de La fête du Monsieur Orphée, una misteriosa película de la época del cine mudo que parece ir dejando un rastro de destrucción y tragedia tras ella.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Autoras románticas II


Aparte de Nora Roberts, tenemos muchas escritoras, dentro del género romántico, que se centran en el subgénero de suspense. Otra de ellas es Karen Robards.
Esta autora es capaz de escribir sobre situaciones muy tensas, y a pesar de eso, sacarte sonrisas e incluso carcajadas. Tiene un humor irónico que hace especiales sus novelas. He leído entera la serie contemporánea que tiene sobre suspense romántico y algunas sin series. La mejor de todas, con la que disfruté a carcajadas: Susurros a medianoche; marejada (la primera que leí de ella)…

Linda Howard también juega mucho con el suspense, aunque añade más paranormal o sentimental que otras, a sus libros. Algunos me han parecido predecibles, y otros me han encantado.
Hay muchas más de este subgénero, mi preferido, pero sería interminable hablar de todas ellas.

Así que pasamos al subgénero sentimental, donde hay dos autores que sobresalen:

Nicholas Sparks y Danielle Steel. No puedo elegir entre los dos porque son maravillosos al describir el sentimiento humano. Hablan del amor, la soledad, la familia, la amistad… y siempre logran sacarnos las lágrimas, emocionarnos.


De Nicholas Sparks resalto:
El cuaderno de Noah
El sendero del amor
El guardián…

De Danielle Steel hay miles y miles (es como Nora Roberts) y ahora mismo no podría resaltar ninguno de ellos.

En histórica, siempre dentro de la romántica, encontramos a otras muchas autoras, como Victoria Holt, Julie Garwood, Barbara Word, Johanna Lindsay, Jude Deveraux (aunque también tengan de contemporánea.

Son muchas los autores que escriben romántica, tantos, que sería eterno hablar de ellos. De los españoles, tengo que admitir que no he leído nada. Hay buenos escritores que están empezando a despegar. Espero poder hincarle el diente pronto.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Mi nombre es Raro Thomas, Dean Koontz


Dean Koontz es un escritor al que le gusta hacer reaccionar al lector. Lo pone en situaciones límites, haciendo que para este, solo exista el blanco o el negro, no la gama de grises.

Como he comentado en varias ocasiones, es un autor que me atrae, sin embargo, al mismo tiempo me repele. Considero que Dean tiene una vena sádica que solo deja entrever en sus libros. Son todos sangrientos, terriblemente descriptivos, tanto, que logre que mi estómago grite basta ya. Pero por fin he encontrado un libro con el que he vuelto a conectar con este autor: Mi nombre es Raro Thomas.

Como en todos los anteriores, sigue con su lucha interior entre el bien y el mal. Siempre existen personajes luminosos y otros oscuros. Mete su cuñita de CIFI (ciencia ficción) para no romper con su pasado.
Pero ha logrado equilibrar la balanza. Ha espolvoreado el libro con ternura, humor, amor… Es un libro completo. Aunque no quita para que sea el Dean de siempre: angustiante, descriptivo, tenso, misterioso y OSCURO.

Hay una parte del libro que voy a comentarlo porque la primera vez que saca el tema, es en las primeras páginas, que es la explosión de una vaca. Es tan descriptiva, que hasta el final no logras descubrir a qué hace referencia. Tu imaginación va creando una escena, que tienes que sustituir por otra cuando terminas de leer el capítulo.

Debo darle una colleja al autor. Desvela el final de otra novela, una de la famosa Agatha Christie. Suerte que ese ya me lo había leído.

Koontz es muy recurrente en sus temas. Siempre está la vida y la muerte, el ángel y el demonio, el cielo y el infierno, y la lucha del bien y el mal como ya comenté antes. Pero no he leído, hasta ahora, uno de sus libros que llevara espíritus, fantasmas, videntes, médium…..

Me ha gustado mucho el libro. No solo entretiene, sino que asusta, emociona y entristece.