Páginas

martes, 14 de julio de 2009

El ocaso de las siete colinas, Patrick Ericsson


Tercera novela de Patrick Ericsson que leo, aunque existen más en el mercado, como es el caso de Baile de Driadas, o incluso uno de poesías.

Patrick es un escritor que cambia de registro con mucha facilidad, y aunque a él no le gusta encasillarse, su tema estrella es lo esotérico. Tengo el gusto de conocerle personalmente, así que a mi crítica puede que le falte algo de objetividad.
¿Cómo podríamos describir a Patrick? Como una persona de gran corazón, que sabe escuchar, y al que le gusta investigar, aprender y empamparse con todo aquello que le active la curiosidad. El poco tiempo libre que dispone, lo divide con gran primor, entre su familia, sus lectores (participa en mil y un foro y nunca deja a nadie sin contestación) y la escritura con todas sus fases (investigación, redacción, corrección, promoción…). Ahora anda, sin parar, de un lado a otro, promocionando su nueva novela: El ocaso de las siete colinas.

El ocaso, a diferencia de La Escala Masónica y de Génesis, sus otros dos libros que tengo leídos, no es esotérico. Es un libro que mezcla varios géneros: policíaco, bélico, suspense… tiene todo en uno.

La trama tiene una velocidad trepidante, no deja respirar al lector, y te deja atrapado entre sus páginas sin poder dejar de leer. Muchos han comentado que se parece a las series televisivas de 24 horas, o Mentes criminales, y algo de razón llevan.
Se mete mucho en la psicología criminal, en los problemas gubernamentales, la relación entre diferentes países, la religión…. un cocktail molotov que te engancha hasta las últimas páginas.

El final es espeluznante, y esperemos que no prediga el futuro, sino tomaré varias decisiones drásticas en mi vida, jejeje. Hay cosas que se ven venir y otras que te pillan por sorpresa. En la novela participan mil y un personaje con nombres curiosos, con profesiones más curiosas aun, y que le dan ese ambiente dinámico que caracteriza al libro.
Quizás eche de menos la profundidad que tenían los personajes en Génesis, aquellos que tanto me agradaron y de los que guardo grandes recuerdos, pero supongo que se hubiera convertido en un libro de longitud extrema y demasiado denso para ello.

Es entretenido y fácil de leer. Tiene una estructura que ayuda a esa velocidad trepidante, puesto que los capítulos son de tamaño variable, los hay muy cortos, y algo más largo, pero que, en ningún momento, se hacen eternos a su lectura. Además ayuda a seguir leyendo sin parar; empiezas diciendo eso de: cuando llegue al capítulo siguiente, me acuesto. Pero como el capítulo siguiente tiene 3 paginas, pues… sigues leyendo, y sigues leyendo.. y.. atrapada!

Aunque mi favorito siga siendo Génesis, El ocaso de las siete colinas me ha sorprendido, entretenido y hasta asustado por su final apoteósico. A la espera quedo del siguiente libro de Patrick, a ver si consigo hacerme con el Baile de Driadas….

1 comentario:

  1. Tengo el libro de Genesis, firmado por Patrick. Me lo firmó cuando estuve en Málaga. Fue un poco surrealista porque no había libros en el FNAC y fuímos juntos a la librería Luces a comprar un ejemplar para que me lo firmará.
    Me pareció muy buena gente, nada creído por el hecho de ser escritor y todo eso.
    Tengo que leerlo!!!

    ResponderEliminar