Páginas

domingo, 29 de marzo de 2009

Presentación de: El talismán cósmico de Jose Angel Muriel

Ayer tuvo lugar en Sevilla, en la librería Araña, la presentación del nuevo libro de Jose Angel Muriel: El talismán Cósmico. Es un libro infantil que vuelve a traernos a los lectores, aquellos libros en los que tú decidías tu propia aventura. Esos en los que no sabías como ibas a acabar, y en los que en cada esquina, te encontrabas ante una nueva indesición.

Por problemas laborales, solo llegué al final del todo. Iba corriendo por las calles de Sevilla, mapa en mano, porque no se moverme por esa parte del centro, y con la lengua fuera por las ganas de llegar para conseguir mi ejemplar firmado. No lo quise comprar en Málaga, donde también estuve con el autor, porque quería hacerlo en la librería Araña. Ya que lo compro, que mejor que hacerlo en el librería de una amiga.

Llegué al fin y cuando entré en esa monería de librería (nunca había ido antes, siempre había visto a Ines en jornadas y en feria del libro) me vi a Jose Angel Muriel rodeado de autores y amigos. Estaban conversando y discutiendo de asuntos interesantisimos, con lo que mi tristeza por no haber podido ir desde el principio aumento mil grados. Entre conversación y conversación se veían interrumpidos por risas y travesuras de Irene, ese angelote que cada día está más y más guapa. Como crece!!!

Pude comprar el libro, que me lo firmara el autor, y ahora lo tengo aquí al lado, pidiendome a gritos que lo coja y lo ponga por delante de la lista de pendientes. Lo conseguirá??

Tras la presentación, las 3/4 partes de los presentes nos fuimos a tapear por Sevilla. Llegamos a la Alameda y allí nos dirigimos a un establecimiento que estaba hasta los topes. Como no había asiento para 9, decidimos irnos al de al lado que estaba vacio, salvo por una mesa.

Allí nos sentamos, y.... ya sabemos por qué estaba vacio. La camarera era de estas que o comías lo que ella decía o te sacaba el rifle y te apuntaba con él. Queríamos pedir un plato cada uno y no nos dejó: que si uno para cada uno es mucho, que si era para compartir, que picoteando nos quedaríamos la mar de satisfechos, etc...

Le hicimos caso y pedimos dos ensaladas, y... por sus santos ovarios quería que pidieramos la ensalada de cangrejo. Leñe que no!!! Que no queremos de cangrejo que la queremos tropical!! Pero es que no está el día para la tropical, no veis?? Si va a llover!!! Y que tendrá eso que ver? Que me traiga la tropical leñe!!!

Nos trajo que lo que pedimos pero.. oohh no hay pisto.. Y si os traigo unas espinaquitas?? Dios bendito!! QUE NOOOO!!! QUE NO QUEREMOS ESPINACAS!!!

Al final nos quedamos con hambre, nos sablearon malamente y algunos, con las "inritaciones", se olvidaron de las matematicas: 22 + 33: 50 Oleeee, y se quedó tan pancho, jajajajjajajajajjajajjaa.

Tras pagar tremendo sablazo para lo poco que habíamos comido, y tras aguantar las risas por una conversación entre Javier y la camarera. Nos sentamos en el establecimiento de al lado y comimos lo que en el otro lado no pudimos. Eso si es un bar, eso son tapas y eso es comer!!!
Para rematar la jugada nos fuimos a una heladería y nos pusimos de helado hasta los ojos!!!

Viva el colesterol y la dieta, ejem!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario