Páginas

lunes, 1 de septiembre de 2008

Capitán Nadie y su autor

Capitán Nadie es un libro entrañable. He tenido la oportunidad de leerlo hace poco y he salido encantada tras empaparme de sus páginas.
Este héroe español, sevillano para más exactitud, que nos hace vivir sus aventuras, nos hace sentir, y anhelar tiempos mejores, te engancha desde las primeras páginas.
Paquito es un ciudadano como cualquiera de sus lectores, con problemas económicos, familiares y sentimentales, pero tiene unas cualidades que poco a poco la sociedad va olvidando, una actitud diferente a las que tienen los jóvenes de hoy en día.
Este libro no solo entretiene sino que además enseña o puede llegar a enseñar si uno lograr mirar entre líneas.

Ha sido escrito por José Maria Carrasco, joven escritor sevillano, con imaginación desbordante, ternura infinita y de gran corazón.
Por avatares de la vida, he tenido la suerte de conocerlo personalmente y contar con él entre mis amistades. Aprovechándome de esa situación, le he hecho unas cuantas preguntas que me gustaría compartir con vosotros.




Antes de empezar a entrar en materia, ¿cómo te sientes más cómodo, que se dirijan a ti como Pepe o como José Maria?

R - Estoy acostumbrado a que me llamen Pepe

Cuando leo un libro, siempre me asombro de la forma en la que el autor va montando la historia, cómo consigue unir a los personajes, cómo les da vida, los transforman, los hace evolucionar... Para mi se me hace taaaan complicado intentar escribir.... Supongo que eso se lleva en la sangre. ¿A qué edad empezó José Maria Carrasco a escribir? ¿Cuándo se dio cuenta que quería compartir esas aventuras con los demás?
R - Ante todo, hay muchas maneras de escribir un libro, y yo no planeo los acontecimientos de antemano, sino que tengo una idea general y me dejo llevar. Luego, si lo veo necesario (suele ser así) relleno los huecos. No se yo si se lleva en la sangre o uno se va impregnando con la lectura.
Empezar a escribir...Empecé con unos quince años, haciendo (muy de vez en cuando) guiones de comic que jamás vieron la luz (no se pierde gran cosa, creedme) y los párrafos introductorios que utilizaba en las partidas de STAR WARS, el juego de rol, fueron también un modo de escribir con cierta regularidad. No me puse en serio con un intento de novela hasta finales del 2000, con Capitán Nadie. Las partidas de rol eran un modo de narrar, compartido con amigos, pero más tarde, con Capitán Nadie, reconozco que llevaba dentro cosas que me apetecía que llegasen más lejos.


Sabemos que eres maestro (como se decía en nuestra época) o profesor (como se les llama ahora).... ¿te viste influido por esas ganas de contar historias, de enseñar a los demás lo que llevabas dentro?, ¿qué hizo que terminaras estudiando magisterio? ¿Cuáles fueron las otras profesiones que tenías en mente cuando pequeño?
R - ¡Ay! Yo también quise ser astronauta, pero enseguida supe que los miopes no podían serlo (al menos entonces). Me apetecía mucho estudiar biología y nadie me apoyó en eso. Lo típico: "Vas a pasas hambre, chaval", y yo no tuve la personalidad suficiente para hacerlo a pesar de aquellas voces. Magisterio era una digna opción "C", que gracias a algunos profesores como María del Mar González, mereció mucho la pena.


Cuéntanos, ¿cómo es un día rutinario en la vida de Pepe Carrasco? Cuando escribe, donde, métodos que sigue, etc.. (sí, somos cotillas, jeje)

R - Lo más frecuente es que escriba dos o tres horas por la mañana, no más y no todos los días porque surgen tantas cosas... Y por las tardes voy a dar clases de aplicaciones informáticas: cursos de formación para desempleados.
Algunas mañanas visito centros de estudio en los que Capitán Nadie ha sido seleccionado para su lectura. Eso se lo debo a la editorial Edebé, que tiene muy presente el uso formativo que la literatura puede y debe tener.


¿Dónde y cuando nació Capitán Nadie? ¿Cuál fue el desencadenante de su aparición? ¿Cuánto tiempo tardó en ver la luz?

R - Yo diría que fue el resultado de una colisión frontal entre la realidad y el concepto de superhéroe. Tengo algún boceto del personaje por ahí, en una libreta de dibujos de mediados de los noventa, en el que es más o menos una suerte de Batman menos millonario, menos súper-entrenado, y con juguetes más reales. Ya entonces quería hacer un Súper héroe "más creíble". En 1998 lo utilicé como personaje en un corto, y allí terminó de cuajar la idea de un animador de fiestas infantiles sin poderes aparentes que se ve metido en un suceso con atracadores por pura casualidad.


Personalmente, me ha gustado muchísimo la forma de ser de Paquito, sus cualidades, su forma de pensar... ¿está basado en alguien real? ¿Te has basado en alguien conocido para crear a tus personajes?
R - Paquito es en gran parte una proyección de mi "yin", mi parte buena. Es fácil, cuando te pones a escribir, eliminar casi por completo tu lado oscuro para crear al bueno de la historia. Yo soy peor persona, y reconocerlo también es liberador.
Casi todos los personajes son una mezcla de varias personas reales o ficticias, y son estereotipos clásicos de una historia con héroe y lucha entre el bien y el mal. Salvador particularmente (el dueño de la tienda de comics) es un homenaje a mi profesor de dibujo en el colegio San Francisco de Paula de Sevilla. El fue uno de esos hombres merecedores del adjetivo "renacentista" en todo su alcance positivo y moderno.


Una vez que escribiste la historia, ¿la compartiste con alguien más antes de mandarla a las editoriales? ¿cuáles fueron las reacciones de esas personas?
R - En un principio fue algo privado. Cuando estuvo terminada pasó por las manos de Clara, mi esposa, imprescindible correctora y también escritora. A ella le gustó mucho.


¿Qué se siente al saber que tienes algo tuyo en el mercado, que llegan a las manos de los lectores y pueden disfrutar con tus ocurrencias e ideas?

R - Siempre fracasaré intentando transmitir ese sentimiento. Lo que hice poco a poco en un rinconcito del mundo está ahora en muchas librerías y bibliotecas, y se puede comprar desde cualquier lugar a través de internet. Cuando yo muera, tal vez siga llegando a algunas personas...


¿Comparten aficiones Paquito y José María Carrasco?

R - Yo diría que todas :-)

Sabemos que Capitán Nadie ha sido elegido por la diputación de Sevilla para fomentar la lectura entre los adolescente, y has tenido que ir a colegios para presentar tu libro. ¿Cómo ha sido la experiencia?
R - Pues qué te puedo decir, un gustazo. En esto sólo hay satisfacciones. Me han tratado muy bien, han hecho manualidades y dibujos sobre el Capitán Nadie, he visitado pueblos preciosos, y encima tienes el reconocimiento de expertos que han elegido tu obra para fomentar la lectura.


Los seguidores de Capitán Nadie estamos esperando la segunda parte. ¿Cuándo lo podremos tener en las manos? ¿Habrá presentación de la novela?
R - Habrá presentación. De momento ya hay una programada para el III Encuentro de Literatura Fantástica "A través del espejo" en Dos Hermanas, el sábado 4 de octubre a la una y media, aunque si a mi me gustase la literatura fantástica, estaría ya apuntado a todo el encuentro. No sé exactamente qué día de septiembre verá la luz la novela, pero es éste el mes previsto.


Aparte de Capitán Nadie, ¿tiene el autor nuevos proyectos a la vista?
R - Después de "El Regreso del Capitán Nadie" no hay nada de momento. Busco editor para mi tercera novela, a ver si no se queda en el limbo...


Quiero desde aquí, darle gracias a José María Carrasco, por haber contestado a todas las preguntas en un tiempo record, por escribir y compartir sus historias, y por estar ahí cuando se le necesita.
Gracias, Pepe!!!

5 comentarios:

  1. Mil gracias a la dueña y señora de este limbo virtual para los enemigos de la estridencia.

    Y besotes!

    ResponderEliminar
  2. Apuntado queda en pendientes....prometo buscarlo!!

    Besos.

    Jerom

    ResponderEliminar
  3. Yo deje todos mis pendientes por leer este libro, que simplemente me fascinó. Me hizo volver a ser pequeña, cuando una es inocente y aún no ha perdido la esperanza de que haya gente buena por el mundo.

    Además, los superhéroes son mi debilidad, así que te puedes imaginar lo que disfruté, o no recuerdas la cara tonta que llevaba después de leerlo, jijijijijiji.

    Y que decir sobre el autor, Pepe, que me acogió en su casa, firmandome el libro, regalándome unas figuritas de Superman y dándome de comer (jijijijijiji). Aunque todo eso fue lo de menos, ya que el día que pasé con el y contigo, ha sido de los mejores.

    Un beso wapa, y para Pepe otro.

    ResponderEliminar
  4. Aquí una respuesta al teléfono de aludidos. Yo soy Clara, la esposa del "joven escritor sevillano" que nombraba Violeta.
    Para mí fue un placer leerlo y exponer a Pepe mi punto de vista. Disfrutamos mucho, nos reímos muchísimo en el proceso.
    El Regreso del Capitán Nadie sigue en la linea del primero, y es genial también, entrañable y te deja con un magnífico sabor de boca. Pero ¡qué voy a decir yo!
    Pero no penséis que mi comentario no tiene fundamento, tiene más, mucho más, pues conozco los entresijos de estas novelas.
    Y es verdad, Vivet. Pepe es una persona maravillosa (lo digo yo que soy su esposa y tengo todo el derecho) y es el mejor de los amigos.
    Vivet, estoy encantada de encontrarme entre esos amigos tuyos, nuevos, pero que parece que lo somos de toda la vida.
    Violeta, eres un sol.
    Besitos grandes.

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena por este blog, está chulo. Y al diseñador del papel de fondo... ¡olé!

    ResponderEliminar