Páginas

viernes, 5 de febrero de 2016

Balance literario 2015


Muchos son los cambios que han tenido lugar en mi vida. Esos cambios han hecho que por motivos de salud, permaneciera mucho tiempo en casa, en el sofá, así que sí, este año he llegado al objetivo marcado en Goodreads de 50 libros. Frente a los 116 libros del 2010, y los 65 del 2011, los 55 libros del 2012, y los 45 del 2013, 44 libros del 2014, me quedo con 60 libros leídos este 2015. De esos 60, uno he abandonado sin leer porque no podía con él.

Agrupándolos por géneros:

Romántico: 19
Misterio, aventuras y negra: 25
Infantil y juvenil: 2
Narrativa contemporánea: 2
Terror: 0
Histórica:0
Clásicos:0
Fantasía: 0
Inéditos: 0
No ficción: 9
Teatro: 0
CIFI: 0
Comic: 2

Este año he leído más policíaca que romántica, curiosamente. Y he aumentado el numero de libros de no ficción. Es lo que tiene el embarazo y los niños, que te hacen estudiar de nuevo. 
Sigo sin catar la CIFI, clásicos e histórico. Y en comics he subido un librillo. 

En fin, 60 libros leídos y disfrutados. El 2016 va a ser muy complejo en cuanto lecturas. Así que el objetivo que me he marcado en Goodreads es muy, muy bajito, 20 libros. A ver si llego. 

¿Y vosotros, habéis cumplido vuestros objetivos?

viernes, 2 de enero de 2015

Balance literario 2014



Definitivamente el cambio de vida ha influido en el tiempo libre para todo, no solo para las lecturas sino para la vida virtual en su amplio término.
Tengo totalmente abandonado este mundillo, aunque entro en varios de vuestros blogs para leer vuestras recomendaciones. El problema es que mi tiempo libre lo comparto entre la familia (perro incluido), la cocina (un nuevo mundo descubierto), la fotografía (otra afición descubierta) y el mundillo literario y virtual. Llego a todo a duras penas, pero por aquí sigo.

Me saqué una cuenta en Goodreads y me propuse un objetivo de lectura de 55 libros y como el año pasado, el objetivo marcado, no ha sido cumplido. Frente a los 116 libros del 2010, y los 65 del 2011, los 55 libros del 2012, y los 45 del 2013, este año me quedo a 44 libros leídos.. Además de esos 44 libros leído, tengo 2 empezados y no terminados por incompatibilidad.

Agrupándolos por géneros:

Romántico: 19
Misterio, aventuras y negra: 20
Infantil y juvenil: 0
Narrativa contemporánea: 4
Terror: 0
Histórica:0
Clásicos:0
Fantasía: 0
Inéditos: 0
No ficción: 0
Teatro: 0
CIFI: 0
Comic: 1

La romántica y el género policíaco van de la mano, un fifty-fifty, puesto que desde siempre han sido mis géneros estrellas.
Sigo sin atacar a la CIFI y al histórico, y esta año no he leído ningún clásico… Pero me mantengo, más o menos, en narrativa contemporánea.

En fin, solo 44 libros leídos, pero bien disfrutados. Vuelvo a repetir muchos autores estrellas, de esos de los que soy fan incondicional, y le he dado oportunidades a los desconocidos.

Este año 2015 me he puesto como objetivo, leer 50 libros en el año. A ver si lo consigo. Voy a intentar tocar otros géneros, aunque sea uno de cada, pero lo veo complicado. Con el poco tiempo que tengo, siempre termino leyendo lo que me gusta.

En fin, ¿y vuestros objetivos literarios? ¿Han sido cumplidos?

viernes, 24 de enero de 2014

El color de los sueños – Ruta Sepetys

Hoy os acerco a una novela encuadrada dentro del género narrativo, que me ha llegado al corazón, y que me atrapó entre sus páginas desde el principio. Lo han traducido como El color de los sueños, pero su título original es Out of the Easy.
Está escrito por la autora americana Ruta Sepetys , de 47 años  y de padre lituano, de ahí ese nombre que como ella bien dice, es casi impronunciable.



Nos sitúa en Nueva Orleans, en fin de año de 1950, describiendo de manera magistral todo aquel entorno. La trama se desarrolla en el Barrio francés, la zona pobre de Nueva Orleans, en una de sus calles principales, la calle Royal. No solo se centra en hablarnos de la ciudad en aquella época, sus calles, plazas y demás, sino además nos presenta las cosas típicas de allí: el Mardi Grass, la Sugar Bowl, las comidas típicas… Es como si nos viéramos absorbidos, por ese poder de descripción, y pasáramos a vivir con la protagonista, pisando las calles que ella pisa, viviendo en nuestras carnes, todo aquello que ella vive.



Está narrado en primera persona por la protagonista, Josie, una chica de 17 años, hija de madre prostituta y padre desconocido. Una niña que tuvo que independizarse con 10 años para huir de ese mundillo, escondiéndose en una librería y rodeándose desde entonces de libros y canciones. Los libros, son la manera que ella tiene para escapar de esa pobreza, de esa soledad.

Toca muchísimos temas pero hay una frase que es donde se cimenta todo el libro: “Las decisiones son lo que moldea nuestro destino” Ruta, la autora, es de las que piensa que si uno trabaja su sueño, logra crearse su propio destino. No está todo escrito, es moldeable, y somos nosotros lo que tenemos que luchar. Esa es la base de esta novela: la superación, el esfuerzo, el seguir luchando, la esperanza.
Además de eso, también nos encontramos con un canto al feminismo, esa lucha de las mujeres por encontrar el hueco en la sociedad que les tenían vetado. Esa lucha por estudiar, por ser alguien, por poder progresar. Encontrándonos de nuevo, con el punto anterior, la superación.
Toca puntos como las familias desestructuradas; el racismo; las distintas clases sociales; la prostitución; la mafia; la ambición; la envidia; el aparentar…

Los personajes están muy conseguidos, están vivos, todos y cada uno de ellos. Hay tres personajes que apenas salen en la novela, sin embargo son los que más importancia tienen, porque son los que le insufla esa esperanza a Josie. Son los que le ayudan a luchar y a seguir adelante. Esos que comento son: Charlie, Charlotte y Forrest Hearne.
Otros son los que le apoyan en los momentos duros: Patrick, Cokie y Jesse. Otros los que le ayudan a vivir: Sadie y Willie, y otros los que le hacen la vida imposible: Louise y Cincinnati.

Es una novela exquisita, detallista, tierna dentro de la dureza que nos describe. Una novela que sorprende y nos atrapa. Tremendamente recomendable.  

sábado, 18 de enero de 2014

El asesino de la regañá – Julio Muñoz Gijón


Es una novela cortita, sencilla, cuyo objetivo es hacer sonreír al lector. Está ambientada en la Sevilla actual, cogiendo de ella todo lo típico y los tópicos.

Sevilla se ve sacudida por unos violentos asesinatos con una cosa en común: el trozo de regañá que dejan en los cadáveres.
Es una novela policíaca donde los investigadores son algo anodinos. Traen un investigador de fuera, para ayudar en el caso, y se encuentra con una ciudad abierta en muchos sentidos, pero cerrada en otros. Son policías de calle, de esos que cometen errores, antihéroes que no saben por dónde empezar ni por dónde acabar.

Podemos considerar esta novela un guiño a ese rancio abolengo que tiene la capital sevillana (que nadie se lo tome a mal, que yo llevo viviendo 29 años en Sevilla y me considero sevillana). Pero sí que hay cosas típicas y tópicas de esta ciudad, que aquí se ven reflejada. Son guiños que quizás, el que es de fuera, no llegue a entenderlo igual que el que es de Sevilla, no disfrutando de igual manera.  Aparecen plazas, iglesias, calles, personas, costumbres, modos, maneras de hacer las cosas muy nuestras. Empezando por las regañás. Digamos que la regañá es una especie de torta dura y muy fina de pan, similar a la del pico o rosco de pan, que se suele servir como acompañamiento.



Tiene una prosa sencilla, de frases cortas sin apenas subordinadas, que junto con la cantidad de diálogos, hacen de esta novela algo dinámico y rápido de leer. Para mi gusto demasiado simple. Me cuesta mucho leer este tipo de novelas, con esta narrativa. Me recuerda a cuando empezamos a escribir en el colegio, cuando solo poníamos: sujeto, verbo y algo de predicado, y sonreías con orgullo por haber hecho un gran párrafo. Con esta misma estructura me encontré la primera y última novela que leí de Federico Moccia. La diferencia que El asesino de la regañá me ha resultado graciosa mientras que la de Moccia me resulto insufrible. En fin… cuestión de gustos porque sé que es un autor muy querido, y lo acepto.


A pesar de esa estructura, es una novela que te hace sonreír y pasar un buen rato entretenido. Además, se lee en una tarde. Mantita, sofá y una tarde para disfrutar de unos locos asesinos con algo de fobia a la modernidad. 

lunes, 13 de enero de 2014

Béndelet - Juan A. Caro Cals

Ante todo, aprovechar para desearos un feliz año nuevo lleno de buenas lecturas. Como bien prometí en la anterior entrada, he decidido volver a intentar reseñar las novelas que voy leyendo. Al cambiar mi situación personal, cambió mi tiempo libre, costando mucho encontrar tiempo para todas mis aficiones. Así que intentaré volver al redil de nuevo, aunque sea una vez a la semana, e iros visitando poco a poco en vuestros respectivos rincones.

Hoy os traigo una novela diferente y original, Béndelet. Es una novela contemporánea con muchos y variados "ingredientes" en ella:
El que más sobresale es el humor; pero un humor muy característico típico de películas como "Aterriza como puedas" y sucedáneos. Es fresca y divertida. Además nos encontramos con algo de misterio y mucho de aventuras. Esos sí, todo escrito con detalle y un vocabulario exquisito. Tanto, que hay veces que tenemos que hacer uso del diccionario.

La acción tiene lugar en la Biblioteca Nomine Tutelaris, BNT, donde nuestro protagonista trabaja. Es un hombre cuya vida se centra en su trabajo y sus ancestros. Pedante, prepotente, pero con buen corazón, Béndelet nos lleva de la mano por una aventura de desconcierto, sorpresas y sobresaltos.

Narrada en primera persona, es una novela dinámica puesto que todo ocurre en un solo día, frenética, imparable.
Acompañado de unos personajes secundarios bien desarrollados que llegan más al lector que el propio protagonista, nos embarcamos en un libro con enamoramientos varios, amnesia parcial, intentos de asesinatos, aludes de nieve, carreras y accidentes, pasteles y bofetadas. Todo eso sin salir de la biblioteca.

Solo ha habido dos cosas que me han sacado de la historia: un inicio algo lento comparado con la velocidad vertiginosa que coge después; y algunos párrafos con referencias históricas que se me hicieron algo densos.
Recomendable para pasar un buen rato, aquel que le guste el humor y las aventuras.

sábado, 28 de diciembre de 2013

Balance literario 2013


Tengo un poco abandonado este blog, pero es que mi tiempo libre lo estoy repartiendo como buenamente puedo. Digamos que el cambio laboral, cambio personal y las nuevas responsabilidades, hace que disminuya el tiempo libre para dedicarle al mundo virtual. Además, se me ocurrió la feliz idea de abrir otros blogs relacionados con temas distintos al literario, con lo que es más difícil actualizar cada uno de ellos con asiduidad... Pero bueno, como estamos a las puertas de un nuevo año, hagamos propósitos nuevos. Intentaré en 2014 volver a retomar los blogs que tengo parados. A ver si consigo..

Igual que ha bajado mi vida virtual, ha bajado mi tiempo dedicado a leer, pero bueno, seguimos intentando llevarlo todo para adelante. Así que frente a los 116 libros del 2010, y los 65 del 2011 y los 55 del 2012, en 2013 me quedo con 45. De los cuales, 32 han sido en ebook y 13 en libros de toda la vida. Ya el año pasado superó los ebooks a los libros físicos, pero como viajo mucho, me llevo la tableta para evitar cargar con mucho peso.

Agrupándolos por géneros:

Romántico: 20
Misterio, aventuras y negra:16
Infantil y juvenil: 1
Narrativa contemporánea: 5
Terror: 1
Histórica:0
Clásicos:0
Fantasía: 0
Inéditos: 0
No ficción: 1
Teatro: 0
CIFI: 0

De los iniciados todos han sido leídos menos 1. Tuve que abandonarlo, por dos veces. Y tengo 2 a la mitad que supongo terminaré en enero del 2014, así que no puedo contabilizarlo en 2013.

Intentaré encontrar un equilibrio entre vida laboral, vida social, vida "matrimonial", vida virtual y vida lectora... No se si lo conseguiré, pero es un buen propósito.

sábado, 1 de junio de 2013

Dos tumbas, Douglas Preston y Lincoln Child


Los que me conocéis, sabéis que soy seguidora de estos coautores desde hace mucho tiempo. Fueron unos amigos los que me aconsejaron la serie. Me dijeron que me gustaría, que atrapaba, que eran diferentes, y que enganchaban cosa mala. Eso sí, hay que leerlos con una mente abierta. ¿Por qué? Porque son autores que mezclan algunos géneros literarios para crear su serie de Pendergast. 

Parte siendo una novela policíaca; no en vano Aloysius Pendergast es agente del FBI, pero un agente poco común. Es independiente, se salta las normas a piola, y tiene un cierto sexto sentido, diferente a todos los inspectores, policías, y agentes de ficción. Es inescrutable; muy pagado de sí mismo; e incansable. O lo era, ya os diré por qué digo esto.

Además de policíaca, es una novela fantástica. Siempre meten un ambiente tenebroso e ilógico; elementos paranormales o cosas extrañas y sorprendentes… Hay veces que es difícil decir si es fantástico o de ciencia ficción, porque van muy de la mano.
Pero todo lo introducen de manera amena haciendo que enganche al lector. O como sigo diciendo, hacía que enganchara.

La serie de Pendergast consta de 12 libros, por ahora. Ya os puse la lista en la reseña del libro anterior, pero como hace mucho de eso, pues voy a refrescaros la memoria:

El idolo perdido (The Relic)
El relicario (segunda parte de la novela anterior)
Los asesinatos de Manhattan (cierra el tema de las dos novelas anteriores, aunque puede leerse de manera individual)
Naturaleza muerta
La mano del diablo (primera novela de la trilogía Diógenes)
La danza de la muerte
El libro de los muertos
El círculo oscuro
La danza del cementerio
Pantano de sangre (primera novela de la trilogía Helen)
Sangre fría

Dos Tumbas

Así que recomiendo leerlos en orden, o por lo menos, con las trilogías tenedlo en cuenta.

Dentro de la misma serie, como veis, hay trilogías, bilogías (o como se llame), y Dos tumbas es la tercera novela de la trilogía de Helen.
Me ha pasado algo curioso con esta trilogía. La cogí con muchas ganas, estaba expectante, y cada año esperaba con deleite la llegada del siguiente libro. Pero me ha defraudado. Nos ha mostrado un Pendergast diferente. Ya no es lo que os he contado anteriormente, sino un antihéroe muy parecido a otros protagonistas de otros autores; y no nuestro Aloysius que era invencible.
Me ha dejado fría. Pasaba de ser un antihéroe, a un suicida temerario kamikace en tan solo dos páginas. De no querer vivir, a comerse el mundo en dos días, y sin eructar entre medias. No se.

Nunca han sido unos autores fieles a sus personajes. Suelen cargárselos a la primera de cambio, y los torturan a dos manos dejando al lector hechos una piltrafa y con el corazón encogido. Pero es que ya no es Pendergast: le han quitado su personalidad, nos han engañado.
Además, son unos mentirosos y unos liantes, puesto que en más de una novela, juega con la muerte y la vida como les viene en ganas.

Entre eso, y que hay varias historias intercaladas que no aportan nada a la trama, me ha dejado bastante fría. Siguen apareciendo personajes antiguos, que han ido saliendo en las distintas novelas, pero algunos son simples cameos, cuando la trama necesitaba de su aportación. Como es el caso de D´Agosta. Apenas sale y es uno de los secundarios con más peso en la serie.
Y algunos personajes que no entiendes a qué viene su aparición, son casi protagonistas. No se, me chirría.

Tiene acción, no os voy a mentir, y me dejó pegada a sus páginas durandome el libro muy poco tiempo, puesto que me lo bebí. Pero es como si leyera otra historia diferente, con otros personajes distintos.

Supongo que seguiré picando con estos autores. Siempre con la esperanza de que vuelva aquel Pendergast de Asesinatos en Manhattan o de Naturaleza muerta. Y que los autores nos deleiten con tramas inconcebibles y sorpresas paranormales de esas que tanto nos gustan. Mientras, seguiré releyendo la serie, y saltándome estas trilogías que tanto quebradero de cabeza nos han dado a los lectores.